Turruncun - Pueblo

A Turruncún el nombre le viene de hace muchísimos años, de cuando los viejos del lugar se juntaron en la punta del pico Isasa y se pusieron a pensar en qué nombre ponerle al pueblo. Y entonces una vieja dijo: “pues a lo que diga la piedra”. Arrojaron un canto por el Isasa y, mientras iba rodando, la piedra decía: “turrún-turrún” y cuando pegaba en los entrantes decía: “cún-cún”. Y por eso le pusieron Turruncún. Sea como fuere, Turruncún llegó a tener unos 300 habitantes a principios del siglo XX. Gran parte de estos turruncuneses, se dedicaban a la minería. Las minas de carbón que se encuentran a lo largo de toda la zona, fueron el motor económico y social de Turruncún. Sin embargo, cuando estas minas se clausuraron, Turruncún fue decayendo lentamente hasta quedar oficialmente despoblado en 1975. Turruncún nunca llegó a tener ni agua corriente ni luz. Fue en 1965 cuando se decidió construir las escuelas, que serían el último edificio de Turruncún en construirse y , que además, nunca se llegaron a estrenar por falta de alumnos. El 18 de Febrero de 1929 Turruncún fue el epicentro de un terremoto de 5,1 grados de intensidad y cuyo temblor llegó hasta Navarra.